Nuestra vivienda piloto se encuentra ubicada en la localidad pirenaica de Fanlo (Huesca), adentrada a 1400 metros de altura en el interior del Valle de Ordesa y Monte Perdido.

El proceso de construcción de esta vivienda modular comenzó con el desafío de poder construir una vivienda en una zona de montaña, con difíciles accesos, y temperaturas bajas, antes que la temporada invernal se acercara. Y se consiguió. Y con ello se demostró que no existe el imposible.

Mientras las viviendas de construcción tradicional suelen tardar, con estos climas extremos, varios años en terminarse completamente, esta vivienda piloto pretende ser la primera piedra para la consolidación de la construcción modular en zonas de montaña y extremo frío.

Para ello, guiándonos de nuestra experiencia y la de nuestro equipo, trazamos las bases de nuestros objetivos: aislamiento e inteligencia.

Aislamiento, innegociable para espacios donde en el puro invierno, la nieve es el paisaje, y el frío, nuestro inseparable compañero. Inteligencia, lujo de entrar a la vivienda y que ésta se encuentre a la temperatura apropiada, con las estancias creadas o con las persianas levantadas para disfrutar de este maravilloso paisaje. Los acabados interiores resaltan con el contraste exterior. Piedras, pizarra, chimeneas y silencio, es decir, naturaleza extrema, en un lado.

En el otro, acabados basados en la pureza del acero inoxidable, líneas rectas, distinciones modernas y maderas decapadas para la zona de día.

En el otro, acabados basados en la pureza del acero inoxidable, líneas rectas, distinciones modernas y maderas decapadas para la zona de día.

Iluminación indirecta, maderas cálidas y texturas agradables para la zona de noche.

¿Quieres saber más? ¿Quieres verla? Descarga nuestro catálogo con mucha más información sobre nuestra vivienda piloto.

contacto2

© 2015 Moduacero