Concepto

Las fachadas metálicas, usadas años anteriores para naves o edificaciones de poca estética, han dado un “boom” en la nueva arquitectura vanguardista. Fachadas de grandes y pequeños edificios cuentan con este tipo de acabados.

Rockwool

Una de nuestros proveedores, Rockwool, apuesta fuerte por ello, aportando tecnología de aislamiento y sujeción para una sostenibilidad del edificio completamente similar a cualquier otro acabado tradicional.

1

Tipos de fachadas metálicas

Existen muchos tipos de acabados metálicos, tanto en aluminio como en acero. Estas segundas son más económicas, ya que son más demandadas en el mercado. Algunos casos como los paneles sándwiches, la opción más económica, son totalmente estancos y cuentan con aislamiento extra ya incorporado, así como una chapa a cada lado. De similar tipo pero con una estética industrial son los paneles arquitectónicos, sobre todo con acabados en colores plata. En lo que sólo a una chapa como acabado final visto se refiere, existen varios tipos de cerramientos, con una longitud media máxima de 3 metros. Chapas deployes, chapas perforadas, chapas abocardadas, chapas repujadas, chapas trenzadas, chapas grecadas o chapas miniondas. Todas ellas son de la misma familia y podremos elegir entre varios espesores y acabados finales, como galvanizado o cincado, o la aplicación final de imprimación y pintura, si se desea un color en concreto.

4