Tipos ladrillos

Existen varios tipos de ladrillos cara vista, dependiendo de su tipo de fabricación. Los hay por proceso de extrusionado, por el cual la salida del material de la máquina es a partir de una barra continua de arcilla, la cual se irá cortando en piezas del espesor correspondiente. Por otro lado, el método de prensado es aquel por el cual se compacta la arcilla mediante dos punzones en el interior de una matriz. Mediante este golpeo, se obtiene la figura de la pieza.

Entre la variedad de ladrillos posibles en el mercado, lo más utilizados son los klinker, flaseados, hidrofugados, rústicos o esmaltados.

Cara vista Klinner

Su característica principal son su extrema durabilidad y gran estética belleza. Tienen una amplia gama cromática y la combinación de colores es una de las mejores decisiones a la hora de componer la fachada de la vivienda. Tonos blancos, grises, marrones u oscuros. Todo un gran abanico.

11

Cara vista esmaltado

Los ladrillos cara vista esmaltados ofrecen una estética diferente, llamativa y atractiva, debido a su acabado y comportamiento único frente a la luz que impacta sobre él. Se diferencian en que llevan aplicados en su superficie una suspensión de óxidos metálicos.

Cara vista hidrofugado

Con el fin de evitar la humedad y el estar mojado antes de su colocación, a este tipo de ladrillos se les aplica el proceso de hidofugado por inmersión con un compuesto de silicona, el cual, mejorará la puesta en obra, la limpieza y la durabilidad de su estética. Su abanico de colores es amplio, desde los colores más claros hasta robustos oscuros.

13
12
10